dijous, 2 de juny de 2016

FERNÁNDEZ ARBÓS, Enrique (1863-1939) - Piezas de Concierto

Federico Zandomeneghi - La Coiffure
Obra de Federico Zandomeneghi (1841-1917), pintor italià (1)


- Recordatori d'Enrique Fernández Arbós -
En el dia de la commemoració del seu 77è aniversari de decés



Parlem de Pintura...

Federico Zandomeneghi (Venezia, 2 de juny de 1841 - Paris, 31 de desembre de 1917) va ser un pintor italià. Nascut en una família d'artistes, el seu pare i el seu avi van ser escultors. Entre els anys 1856 i 1859 va estudiar a l'Acadèmia de Belles Arts de Venècia. El 1860 es va unir al procés d'unificació italiana de Giuseppe Garibaldi i va participar en l'Expedició dels Mil que va conquistar Sicília, en aquell temps en mans de la Casa de Borbó. El 1862 es va instal·lar a Florència, on va formar part del grup d'artistes dels Macchiaioli. A partir del 1866 es va instal·lar a Venècia, des d'on va visitar, amb freqüència, Roma i Florencia. El 1874 es va traslladar a París, on va entrar en contacte amb els pintors impressionistes. Va exposar en quatre de les vuit exposicions impressionistes, les de 1879, 1880, 1881 i 1886. La seva temàtica va ser propera a la dels pintors francesos, especialment a la d'Edgar Degas. Va morir a París el desembre de 1917.

Font: En català: No disponible En castellano: Federico Zandomeneghi (1841-1917) In english: Federico Zandomeneghi (1841-1917) - Altres: Federico Zandomeneghi (1841-1917)



Parlem de Música...

Enrique Fernández Arbós (Madrid, 24 de desembre de 1863 - Donostia, 2 de juny de 1939) va ser un violinista, director i compositor. Va estudiar violí amb Jesús Monasterio al Conservatori de Madrid, amb Vieuxtemps al Conservatori de Brussel·les i amb Joachim a Berlín. A partir d'aleshores va començar a viatjar tant com a solista com acompanyat d'Albéniz i Agustín Rubio en un dels trios de piano més celebrats del seu temps. El 1891 va viatjar a Londres on va participar amb el mateix Albéniz i amb Joachim en un doble concert de Bach. El 1894 va ser nomenat professor de violí i viola del Royal College of Music de Londres mantenint-se en aquest càrrec fins el 1915. Un any després va tornar a Espanya on el 1904 havia rebut el nomenament de director de l'Orquestra Simfònica de Madrid. Va mantenir aquest càrrec fins el 1936, any que es va retirar de la vida pública. Va morir a San Sebastian el juny de 1939.

OBRA:

Literatura:

Del violín, de su estilo y de su relación con la evolución de la música (Madrid, 1914) 

Font: En català: Enrique Fernández Arbós (1863-1939) En castellano: Enrique Fernández Arbós (1863-1939) In english: Enrique Fernández Arbós (1863-1939) - Altres: Enrique Fernández Arbós (1863-1939)



Parlem en veu pròpia o en veu d'altri...

Enrique Fernández Arbós es, sin duda, una de las figuras más relevantes de la música española de la transición entre los dos últimos siglos. Avalado por una exquisita preparación musical una apabullante trayectoria internacional, impulsó significativamente la escena musical española de la época, primero como violinista y pedagogo, y luego con su importante labor al frente de la Orquesta Sinfónica de Madrid. Respecto del repertorio, se centró en la buena interpretación de partituras ya clásicas que se ejecutaban todavía de forma fragmentaria así como a abarcar mayor número de autores y estilos. Así, se deben a Fernández Arbós las primeras interpretaciones en Madrid de piezas tan variadas como los Conciertos de Brandemburgo o las Suites para Orquesta de Bach, de música de Purcell, con la soprano Carlota Dahmen como solista (la misma que en 1934 compartiría con Arbós el notable atrevimiento de presentar en Madrid varios fragmentos del Wozzeck da Alban Berg), la Sinfonía en Re y el poema sinfónico Redención de César Franck, el Preludio a la Siesta de un Fauno de Debussy (primer acercamiento del público madrileño a la música del Impresionismo francés que no dejó de contar con sus opositores en pleno concierto), la Sinfonía en Sol de Tomás Bretón o el Prólogo de La Divina Comedia de Conrado del Campo, a la sazón viola de la orquesta, y más adelante de obras de vanguardia como La Consagración de la Primavera de Stravinsky, ocasión en la que aconteció la conocida anécdota de rebelársele al maestro los músicos ante aquella obra y ser precisa la intervención de Manuel de Falla, presente en el ensayo y personaje muy querido por la orquesta, para convencerles de la calidad de la partitura que se negaban a interpretar.

De su labor como compositor, reducida al tiempo que sus obligaciones como solista primero y como director y profesor después le dejaron, sólo nos ha llegado una parte. Nada se sabe de sus juveniles Valses, que él mismo calificó de "brahmsianos", ni de sus canciones sobre textos de Bécquer. Un rastreo por las bibliotecas y los archivos madrileños serían necesarios de cara a descubrir esta cara todavía oculta de uno de nuestros más grandes músicos. Sí se conservan, en cambio, sus Tríos españoles, para piano, violín y violonchelo, publicados en Berlín e integrados por Bolero, Habanera y Seguidillas Gitanas, Tango; pieza para violín dedicada a Pablo Sarasate; Sur la Plage, canción sobre texto de Edmond Picard, u obras orquestales breves como Ausencia (posteriormente incluida en una Pequeña Suite Española integrada además por Noche de Arabia, Habanera y Baile Andaluz, esta última procedente de un baile de gnomos de la malograda El Centro de la Tierra) o Zambra, Guajira y Tango para violín y orquesta, además de la ya mencionada zarzuela El Centro de la Tierra, única tentativa en el género teatral, y varias orquestaciones de Iberia de Albéniz realizadas a petición del autor, que no quedó satisfecho en sus sucesivos intentos de orquestarla él mismo. De ellas destaca el excelente conocimiento que del medio orquestal tenía Arbós y la delicadeza con la que lo adaptaba a la música del que fuera su entrañable amigo. Son estas orquestaciones lo único que de la labor compositiva de Arbós se escucha en la actualidad.

Como violinista, llevó a cabo una amplia carrera iniciada muy temprano y en la que logró importantes éxitos. Fue desde sus primeras actuaciones comparado con Sarasate, el otro gran violinista español del XIX, con el que Arbós tendría ocasión de tocar en más de una ocasión y al que le uniría siempre una gran amistad que no obstaría para la que mantuvo Arbós con Josef Joachim, su maestro en Berlín y rival de Sarasate en las lides violinísticas. Como solista y en agrupaciones de cámara, sus conciertos fueron solicitados, tanto por el público, como por diversas familias reales, así la inglesa, la portuguesa (de la que obtuvo el nombramiento de Caballero de la Orden de Villaviciosa) y, sobre todo, la española, con la que llegó a mantener amistad, especialmente con la reina gobernadora María Cristina de Habsburgo-Lorena y la infanta Isabel. Asimismo la protección de Joseph Joachim le permitió acceder a ocasiones de la importancia del estreno de la Cuarta Sinfonía de Brahms, con asistencia del propio compositor, y su presencia en Londres le permitió tocar con artistas de fama mundial en conciertos domésticos. Todo ello preparó al que había de ser el director Arbós, empeñado en la ampliación del horizonte musical español como director, profesor e intérprete, aunque esta última faceta fuese absorbida por la dirección a partir de 1919.

TRIO ARBOS (source/font: aquí)

Gaudiu i compartiu! 



Informació addicional... 

INTERPRETS: Orquesta Sinfonica de Madrid; Ara Malikian (violin); Jesús López Cobos (director)
AMAZON: ARBOS, E.F. - Orchestral Music
CPDL: No disponible
SPOTIFY: ARBOS, E.F. - Orchestral Music



Tant si us ha agradat, com si no, opineu, és lliure i fàcil!

2 comentaris:

  1. Un administrador del blog ha eliminat aquest comentari.

    ResponElimina
  2. Cada aportacio es un nou descobriment.
    Moltes gracies per tot.

    ResponElimina